Mi nombre es Miguel Ángel Álvarez, nací el 25 de Marzo de 1978 y desde que recuerdo mi mayor ilusión ha sido el fútbol y mas especialmente la portería. 

La historia de mi vida me ha marcado a la hora de realizar mis sesiones y de transmitir  a mis porteros el día a día de esta posición tan especial dentro del fútbol.  

He luchado, he entrenado y he sufrido tanto para alcanzar mi sueño que este sacrificio me ha servido mucho para la vida cotidiana y es precisamente en esta relación de esfuerzo=recompensa donde me gusta incidir y que mis porteros/as lo entiendan perfectamente,  ya que el objetivo principal cuando decidimos ser porteros nunca puede ser llegar a ser profesionales. Nos equivocaríamos y nuestro camino se llenaría de frustraciones las cuales nos impedirán disfrutar y mejorar.

Si a esta relación de Esfuerzo=Recompensa le sumamos los 3 valores principales por los cuales intento regir mi vida TRABAJO, RESPETO Y HUMILDAD. Esta claro que hemos puesto las bases para el éxito de mis porteros. Y repito que el  éxito para mi nunca será ver a un portero mio defendiendo la portería del Barça o Madrid (la probabilidad es muy baja y si no lo consigo, mi frustración sería muy grande y me impediría disfrutar de esta magnifica  profesión). Por lo tanto mi objetivo prioritario es la formación a todos los niveles, tanto deportivos como personales. Y sobretodo que mis porteros se sientan orgullosos de ellos mismos.

 

Mis historia comienza así:

Empecé de jugador a la temprana edad de 7 años (como defensa), pero mi continuidad en el fútbol se vió truncada por una enfermedad respiratoria y el miedo de mi familia a que realizase deporte al aire libre.

Entonces comencé a realizar un deporte en instalaciones cubiertas y me enganché al Ping-Pong durante los 6 años restantes (seguramente el practicar este deporte me ayudó mucho a mejorar capacidades motrices generales como agilidad, coordinación y también los mecanismos perceptivos), un deporte individual que viví apasionadamente pero que no me acababa de llenar; hasta que a escondidas de mi familia comencé a jugar de nuevo al fútbol a la edad de 14 años. Esta vez ya empecé de portero en el equipo de mi barriada donde nadie quería serlo.

Evidentemente mis padres se enteraron al cabo de poco, pero  poco pudieron hacer ya cuando vieron mi decisión y también lo bien que me se daba esta nueva etapa de mi vida.

Al año siguiente pasé al Fútbol Base del Terrassa C.F. que después de realizar una buena temporada con su juvenil decidieron que formase parte del 1er equipo en 2ª B. Esta decisión  cambió totalmente mi vida y mis prioridades. Fué el momento donde tube claro por lo que luchar. 

Estuve 6 años en el 1er equipo del Terrassa agotando mi etapa SUB-23 y después de ahí pasé a querer marcharme fuera de Cataluña, encontré plaza en el Vinaroz y al año siguiente en SD Huesca, para luego regresar a Cataluña y jugar en el Badalona y  CE Mataro; todos ellos en 3ª División. Después de realizar alguna que otra buena campaña y de la mano del CE Sabadell me dan la oportunidad de volver a jugar en 2ªB durante las 2 temporadas siguientes y acabar en el Terrassa C.F. a la tercera.

Después de una mala temporada y de problemas institucionales, bajamos a 3ª división pero mi decisión está tomada de seguir en en Terrassa C.F. hasta acabar con mi carrera deportiva, lo cual ocurre después de 3 temporadas mas y habiéndolo dado todo. Me retiré agotado y vacío, tranquilo conmigo mismo por haber luchado y darlo todo hasta el último aliento.

Durante mi carrera deportiva me he equivocado y mucho. En estos errores y en la decisión de formar una escuela para transmitir mi experiencia,  está mi responsabilidad hacia los porteros que tengo de enseñarles todo. 

En Agosto del 2011 me engresco en una nuevo reto y fundo MAAT, escuela de porteros, donde intento transmitir a los porteros los valores que me han acompañado a lo largo de toda mi trayectoria, el trabajo hasta la extenuación y la humildad en el éxito. 

 

Especial mención:

Durante mi carrera deportiva he tenido muchos y grandes entrenadores, así como personas del fútbol que me han rodeado y trabajado con ellos,  Ramón María Calderé, Ramón Moya, Miguel Alvarez, Jaume Creixell, Josep Maria Gonzalvo, Josep María Nogués, etc.. pero si algunos debo agradecer por su comportamiento conmigo y por lo que me han marcado deportivamente y personalmente estos son.

- Alfonso Muñoz.

- Paco Garcia LLamas. 

- EdP Sebastian Casto.

- el "Sheriff".

- Miguel Olmo.

- Pepe Marmol

 

A todos ellos muchas gracias y soy lo que soy gracias a vosotros.

Sin olvidarme de 2 grandes compañeros y amigos que han hecho posible que esta página WEb salga a la luz. (Antonio Cantareo y Jaume Galobart).